Cálculos Renales (Urolitiasis)

Índice: 

  1. – ¿Qué es la Urolitiasis o Cálculos Renales?
  2. – Síntomas
  3. – ¿Cuáles son las causas?
  4. – ¿Se puede prevenir?
  5. – ¿En qué consiste el tratamiento?
  6. ¿A qué especialista acudir?

¿Qué es la Urolitiasis o Cálculos Renales?

La Urolitiasis es la presencia de Cálculos (Litiasis, masas duras, “piedras”) en la vía urinaria (riñones, uréteres y vejiga) puede provocar dolor, obstrucción, Hemorragia o infección.

La Urolitiasis

El tamaño de la pieza puede variar y ser tan minúscula como un grano de arena o tan grande como una perla. Se pueden llegar a presentar uno o más Cálculos al mismo tiempo, se distinguen 4 tipos, de acuerdo con su composición química:

  • Cálculos de Calcio: son los más frecuentes, se forman por exceso de Calcio u Oxalato en la sangre
  • Cálculos de Ácido Úrico
  • Cálculos de Cistina: son poco frecuentes, provoca que los riñones excreten grandes cantidades de ciertos aminoácidos
  • Cálculos de Estruvita: lo causan bacterias que infectan el tracto urinario

Se estima que 10 de cada 100 personas, como mínimo una vez en la vida, tendrán alguna piedra en sus riñones. Normalmente, las Piedras en el Riñón se eliminan del cuerpo sin ayuda médica.

Síntomas de la Urolitiasis 

Es común que las personas afectadas por Piedras en el Riñón tengan otros familiares que también han sufrido la misma dolencia. Los síntomas habituales son:

  • Dolor en la Espalda
  • Dolor a un lado de la columna y debajo de las costillas
  • Náuseas y Vómitos
  • Sangre en la Orina o Quemazón
  • Mayor necesidad de ir a orinar

¿Cuáles son las causas de los Cálculos Renales?

De acuerdo a los especialistas las piedras en los riñones se crean cuando hay niveles elevados de calcio, oxalato y fósforo en la orina. Estos minerales suelen estar en la orina y, si presentan niveles bajos, no crean problemas.

  • Dietas: exceso de proteínas, calcio, obesidad, déficit en la ingesta de líquidos
  • Sedentarismo
  • Alteraciones Endocrinológicas
  • Ingesta de algunos fármacos
  • Enfermedades: Inflamatorias Intestinales, Colitis Ulcerosa y Crohn
  • Infecciones Urinarias de Repetición: algunas bacterias son capaces de producir Litiasis
  • Alteraciones anatómicas: Divertículos de Vía Urinaria, Riñones en Herradura, Riñones en Esponja, Estenosis

¿Se puede prevenir?

Existen una serie de recomendaciones que reducen la posibilidad de tener otra Piedra en el Riñón:

  • Beber mucho líquido: básicamente agua, de 6 a 8 vasos al día
  • Controlar la dieta: reducir la cantidad de proteínas y evitar alcohol y cafeína
  • Medicamentos diuréticos: como la hicroclorotiazida, el citrato potásico o el alopurinol, cada uno según el caso del paciente y siempre controlado por un urólogo

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento variará según el tamaño, la ubicación y el tipo de piedra. Las más pequeñas pueden pasar por las vías urinarias sin tratamiento médico. En tal caso, se recomienda beber mucho líquido y se pueden recetar medicinas para el dolor.

En el caso de las piedras más grandes, aquellas que causan dolor o las que obstruyen las vías urinarias, pueden necesitar tratamiento urgente. Hay diversas opciones para que un urólogo pueda quitar la piedra o romperla en trozos pequeños:

  • Litotricia por Ondas de Choque: para romper las piedras y que puedan salir a través de las vías urinarias
  • Cistoscopia y Uteroscopía: el médico ubica la piedra y la puede extraer o romper en pedazos pequeños. Habitualmente, se vuelve a casa al finalizar el tratamiento
  • Nefrolitotomía Percutánea: sirve para extraer la piedra o, si la piedra es muy grande, utilizar un Láser para romperla. Es probable que se tenga que permanecer en el hospital durante diversos días

¿A qué especialista acudir?

Los especialistas en Urología es el encargado de tratar y diagnosticar los Cálculos Renales.