Cirugía Endoscópica

Índice

  1. – ¿Qué es la Cirugía Endoscópica?​
  2. – ¿Por qué se realiza?
  3. – ¿En qué consiste la Cirugía Endoscópica?
  4. – ¿Cómo es su preparación?
  5. – Cuidados tras la intervención
  6. – Alternativas a la Cirugía Endoscópica
  7. – ¿Con quién acudir?

¿Qué es la Cirugía Endoscópica?

Bajo el término Cirugía Endoscópica, se agrupan varias técnicas de observación directa del interior de un órgano o cavidad mediante un instrumento óptico (un tubo con iluminación conectado a una cámara de vídeo y a un monitor de televisión).

Cirugía Endoscópica

Se introduce a través de orificios naturales del cuerpo humano o de la pared abdominal, como pueden ser la Histeroscopía y la Laparoscopía.

Se trata de una Cirugía Mínimamente Invasiva que ha supuesto un avance respecto a las intervenciones abiertas tradicionales, ya que es una técnica mucho más fiable y precisa, se presentan menos traumas posteriores y además los resultados estéticos son mejores. Normalmente se realiza bajo Anestesia General.

¿Por qué se realiza?

La Endoscopía es una técnica que puede utilizarse tanto para el diagnóstico y observación como el tratamiento y cirugía.

Concretamente la Cirugía Endoscópica se utiliza en diversos campos de la Medicina:

Es muy habitual en Ginecología, llamada Histeroscopía, para tratar las patologías del útero, como Quistes, EndometriosisMiomas o incluso para realizar una Ligadura de Trompas, así como en Cirugía Túnel Carpiano. 

Por otra parte, es también frecuente tratar estas patologías mediante Laparoscopía, que se diferencia en que aborda la cirugía desde un orificio en la cavidad abdominal. 

También se utiliza en otros campos, como la Otorrinolaringología, donde es muy común la Cirugía Endoscópica Nasosinusal para tratar lesiones o problemas dentro de la nariz que impidan respirar con normalidad, afecten al olfato o provoquen Dolores de Cara y Cabeza.

O por otra parte, en Cirugía General y del Aparato Digestivo puede emplearse la técnica de Endoscopía o Laparoscopía en la Cirugía de la Obesidad.

También puede realizarse una Endoscopía de urgencia, como sucede en el campo de la Neurocirugía para tratar una Hemorragia Cerebral o Accidente Cerebrovascular.

¿En qué consiste la Cirugía Endoscópica?

La Cirugía Endoscópica consiste en la introducción de un endoscopio, que es un instrumento óptico en forma de tubo con una cámara de vídeo e iluminación en el extremo.

A través de alguno de los orificios naturales del cuerpo o mediante una incisión, para que así el especialista cirujano pueda observar de un monitor de televisión el órgano o zona a tratar.

Además, a través del Endoscopio pueden introducirse distintas herramientas para realizar la cirugía.

¿Cómo es su preparación?

Antes de la cirugía, el paciente deberá informar a su médico acerca de su estado de salud y medicación que está tomando, así como se observar su historial médico y se someterá a diversas pruebas para valorar si puede someterse a la operación.

Por lo general, estas pruebas diagnósticas previas incluirán los análisis clínicos, aunque en función de la cirugía y las características del paciente, el especialista puede requerir más pruebas concretas.

Como la Cirugía Endoscópica se realiza bajo Anestesia General, también suele requerirse al paciente un ayuno de 8 horas previas a la intervención.

Cuidados tras la intervención

La principal ventaja de la Cirugía Endoscópica es que al ser menos invasiva que otras técnicas quirúrgicas, permite un posoperatorio mucho más corto.

Así, el paciente permanecerá hospitalizado pocas horas, pudiendo incluso volver a casa el mismo día de la intervención. En líneas generales, podrá reincorporarse a su actividad habitual a las 48-72 horas tras la intervención.

Las molestias del posoperatorio también son menores, de manera que el paciente no requiere reposo absoluto y puede desarrollar su vida con normalidad. 

Alternativas a la Cirugía Endoscópica

La alternativa a la Cirugía Endoscópica es la Cirugía Abierta Convencional. Esta otra técnica no es un avance, sino que se trata de una técnica anterior, que supone mayor riesgo de complicaciones, un postoperatorio más largo y complicado, así como cicatrices más grandes y visibles.

Por otra parte, un avance en las técnicas de Cirugía Mínimamente Invasiva como la Cirugía Endoscópica es la Cirugía Robótica, que consiste en técnicas llevadas a cabo por el especialista cirujano a través de un sistema robótico de alta precisión.

Permite una visión mejorada del área a tratar y movimientos con las herramientas quirúrgicas que serían imposibles de realizar por un humano, sin la ayuda del sistema robótico.

¿Con quién acudir?

El especialista en Endoscopía, es el experto en realizar cualquier tipo de Cirugía Endoscópica.